En Robánimas, corto realizado por Rubén Blanco, había que poblar una cueva de estanterías llenas de botellas. Realicé este trabajo ayudado de un script que hice que creaba estanterías y botellas automáticamente debido a la increíble cantidad que se requería. Después de eso se integró sobre la imagen real de una maqueta.